Eurovisión: El uso de la música y la cultura por parte del imperialismo.

El pasado 14 de Mayo la representante de Ucrania Jamala ganó el festival de Eurovisión con su canción “1944”. Para cualquier persona no politizada el festival podría decirse que se desarrolló con normalidad, pero para cualquiera que indague y quiera conocer la verdadera naturaleza de las cosas hay ciertos aspectos que debemos resaltar como anormales en un festival de música.

Supuestamente los temas políticos están prohibidos en eurovisión, precisamente para evitar canciones de protesta y de lucha, quieren evitar supuestamente que el festival se inunde de política. Ante esto nos tenemos que preguntar: ¿por qué entonces dejaron concursar a Jamala con la canción que ahora pasaremos a analizar? Pues indudablemente porque no es una canción que denuncie el sistema capitalista, la Unión Europea o la injusticia social, sino que es una canción que refuerza al imperialismo, es una canción que prostituye la historia, la falsifica y la denigra a conveniencia de la burguesía, es una canción anticomunista que interesa a los poderes que rigen Europa hoy en día, y que son enemigos declarados de aquellos que luchan por el mundo del mañana, de los comunistas.

Política, si es en contra del capitalismo y la reacción, prohibida, si es contra el comunismo, la situación es bien distinta. Nos encontramos ante un uso por parte de la burguesía de la música, que es algo popular y seguido masivamente para alienar a la clase obrera, engañarla y manipularla en pos de sus intereses de clase dominante, para que los obreros alienados actúen en contra de sus propios intereses de clase.

Que curioso que el festival de Eurovisión lo gane Ucrania, país que va a ser anexionado por la Unión Europea en el último momento a los malvados rusos, que son el epicentro de todos los problemas del mundo. Apenas la decisión de que ganaran los ucranianos no fue en interés del imperialismo europeo en disputa por Ucrania con el imperialismo de Rusia.

Dejando de lado esto deberíamos analizar un poco la canción “1944”: es una canción anticomunista, enmarcada en las deportaciones que sufrió el pueblo Tártaro debido a las circunstancias que se crearon por la invasión nazi de la URSS, les falta decir en la canción que la culpa de que Hitler invadiera la URSS también la tenía Stalin, que en el descanso de comerse niños incitaba invasiones de otros países a su propio territorio para organizar deportaciones que era en realidad su verdadero hobby, todo es un absurdo. Veamos algún fragmento de la canción:

“Cuando los extraños llegan, van a vuestras casas, os matan y dicen: ‘nosotros no somos culpables”.

Es el núcleo argumental de la canción, pura basura, la culpa de las deportaciones por la invasión nazi y la actitud colaboracionista con estos de los líderes Tártaros en una zona estratégica como es Crimea también la tenía Stalin. Un absurdo, una afrenta a la verdad y a la historia.

“Podríamos construir un futuro donde la gente sea libre”

Nos gustaría que nos detallara cuál es ese futuro para que la gente sea libre, si es el gobierno reaccionario de Ucrania actual, vendido al imperialismo y posibilitando el auge del fascismo, si ese es su ejemplo de lo que es ser libres nosotros seguimos apostando por la línea de Stalin, por derrocar y aplastar a los gobiernos reaccionarios y conquistar el socialismo, canciones y músicos al servicio del imperialismo como Jamala tienen un sitio específico cuando se inicie la revolución, el basurero de la historia.

Anuncios