Únete al Boicot el 26 de Junio. Por la abstención activa.

13418449_1789673931266793_6654618686785280715_o (1)

 

Desde varios colectivos políticos y sociales hemos decidido constituir una plataforma que apueste por la abstención activa el próximo 26 de Junio. El 26 de Junio tendrá lugar la repetición de la celebración de las elecciones generales en España ante la incapacidad de los partidos del estado para ponerse de acuerdo.

Son estas elecciones donde se decidirá qué Partido de la burguesía oprime a la clase obrera durante los próximos cuatro años. En esta ocasión el circo electoral se encuentra focalizado en cuatro partidos estatales: El Partido Popular, el Partido Socialista, Unidos Podemos y Ciudadanos. Los dos primeros representan el bipartidismo que se ha repartido el poder desde hace más de 25 años, los otros dos supuestamente representan la regeneración política, aunque en realidad no son más que versiones refritas de los partidos de siempre, ninguno de los dos son un partido transformador.

En el caso de Unidos-Podemos, es un intento de engañar al pueblo, haciéndole creer que se está produciendo una regeneración de la política, y que son posibles los cambios desde dentro del sistema capitalista y la estructura política actual, cuando en realidad representan los mismos intereses reaccionarios y burgueses de los partidos mencionados anteriormente. Sus intentos de congeniar los intereses imperialistas con la recuperación de la base social de la aristocracia obrera y la burguesía proletarizada sólo son cantos de sirena.

El capitalismo había logrado, durante un corto periodo de tiempo, crear la ilusión de que se podía mejorar la situación general de la población, pero la crisis ha demostrado la extrema volatilidad de dicha farsa. La tendencia inexorable seguirá siendo que miles y miles de personas engorden las filas de la clase obrera.

En esta ocasión los reformistas de PCE-IU se han integrado en una plataforma con Podemos, derechizándose aún más si esto era posible, preparándose para sobrepasar al PSOE y convertirse en segundo partido, soñando con convertirse incluso en el primero. Su paso por el gobierno facilitaría su desenmascaramiento a ojos de la clase obrera, condenándose a un papel más marginal después de traicionar todas las expectativas puestas en ellos. El resto de partidos “obreros” son insignificantes y no hacen más que caer en el descrédito y el ridículo más absoluto, ya que no tienen fuerza ni de presentarse a las elecciones ni a realizar las labores mínimas de agitación y concienciación.

No estamos en contra de participar en las elecciones, pero la lucha electoral solo sirve para realizar propaganda, dar difusión para concienciar, si no hay capacidad para realizar esta tarea o centras toda tu actividad en la lucha electoral como actividad principal no estás realizando ningunaACCIÓN revolucionaria, más bien todo lo contrario, estás legitimando el sistema capitalista –la fascistización actual- sin sacar ningún provecho para la clase obrera.

Estás participando en la alienación de la clase obrera, estás desgastando energías para no acumular fuerzas encaminadas a derrocar el capitalismo, es un trabajo baldío. No hay ninguna opción obrera presente en estas elecciones, y los que podrían presentarse no tienen fuerza aún para ello o están ilegalizados. Debemos apostar ante la ausencia de una opción obrera real por el boicot a las elecciones, debemos promover la abstención activa como única opción realmente obrera. Por el boicot a las elecciones del día 26.

 

¡Por la abstención activa!

 

Anuncios