[EXTRACTO DEL MANUAL DE INTRODUCCIÓN AL MARXISMO LENINISMO]: Aventurerismo de izquierda.

El aventurerismo de izquierda es una corriente antimarxista que se desarrollo principalmente a partir de los años 60 del pasado siglo y que se ha ido desarrollando con altibajos hasta la actualidad, ya que siguen existiendo grupos de estas características en la actualidad, y partidos “comunistas” que tienden a caer en tendencias de este tipo, por eso como marxistas-leninistas es nuestro deber refutar y aplastar esta tendencia revisionista dentro del movimiento revolucionario para seguir avanzando en el desarrollo de la lucha de clases y de la revolución.

Mucha gente defensora de estas tendencias y especialmente de sus líderes hablan de la cuestión de la valentía de tomar las armar, mientras otros esperan las condiciones para hacerlo, cuando según ellos es por falta de valor. Ser valiente no es una cualidad que mágicamente te haga un comunista ejemplar, existen burgueses valientes, señores feudales valientes, incluso el príncipe valiente, pero eso no les hacer ser comunistas como si no existiera ninguna otra característica para serlo. Como decía Hoxha:

« Pero héroes, revolucionarios proletarios, hombres valientes verdaderamente grandes son únicamente los que se guían por los principios filosóficos marxista-leninistas y se ponen en cuerpo y alma al servicio del proletariado mundial y de la liberación de los pueblos del yugo imperialista, feudal, etc. » 45

Y claramente estos aventureristas no cumplen estos requisitos bajo ningún concepto.

La cuestión principal sobre los aventureristas es que no tienen en cuenta las condiciones materiales a la hora de realizar sus acciones, creen que un grupo de héroes auto situados por encima de las condiciones materiales, pueden forzar estas, de tal forma que algo ideal puede cambiar algo material según ellos. La revolución la realizarían pues un grupo de héroes, en vez de la clase obrera y su Partido adaptándose a las condiciones materiales.

Que en alguna contada ocasión como en Cuba hayan conseguido tomar el poder no significa que hayan realizado la revolución socialista, todo lo contrario, cambiar una camarilla de la vieja burguesía por otra de la nueva burguesía surgida con la revolución no es un equivalente a realizar una revolución socialista.

Aparentemente podría decirse que los aventureristas son férreos antirrevisionistas por sus proclamas, y que se encuentran en clara oposición al revisionismo derechista, pero en la práctica cuando llegan al poder, como hemos podido ver en Cuba con los castristas, se ponen a su servicio, creando un país dependiente de la URSS socialimperialista en este caso.

Ya hemos afirmado el carácter individualista e idealista de estos sujetos, su concepción y apuesta por la lucha armada inmediata si o si, sin tener en cuenta las condiciones materiales, es un hecho contrastado. Caen en el abuso de los métodos terroristas y realizan la “lucha armada” antes de que las masas estén preparadas para ello, con lo que criminalizan a ojos de estas la lucha armada en general, perjudicando la preparación de la verdadera lucha armada, boicoteando el trabajo a los que verdaderamente van a desarrollar la lucha armada para la toma del poder cuando las condiciones materiales sean las propicias.

Desarrollar la lucha armada no tiene objetivos para los aventureristas, para los leninistas la función de la lucha armada es la toma de poder del estado, la conquista del socialismo y la defensa de este. Así pues, el castrismo y el guevarismo han tenido una influencia nefasta en muchos países del mundo. Por ejemplo en Europa en los años 80, en los que multitud de grupúsculos revisionistas tomaron las armas con la única consecuencia del aumento de la criminalización del comunismo y de la auténtica lucha armada, haciéndole la cama a los reaccionarios capitalistas. Las tendencias anarquizantes de estos grupúsculos son innegables, el foquismo guevarista es y ha sido siempre algo a eliminar dentro del movimiento revolucionario, pues como hemos dicho ya, en última instancia solo sirve para debilitar a las verdaderas fuerzas que luchan por la revolución socialista.

45 El puño de los comunistas marxista-leninistas debe también golpear enérgicamente el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno; Enver Hoxha, 1968

 

 

Anuncios