¡CIUDADANOS! COMPRENDED EN QUE CONSISTEN LOS PROCEDIMIENTOS DE LOS CAPITALISTAS DE TODOS LOS PAISES. 

 Riech termina hoy su artículo de fondo con las siguientes palabras:

“El gobierno alemán se esfuerza por mantener en Alemania la unidad interna y desunir a las potencias de la Entente. Nuestros pravdistas minan por todos los medios la unidad de la Rusia revolucionaria y zuzan al gobierno ruso contra los gobiernos aliados de Inglaterra y Francia. ¿No tenemos, pues derecho a decir que los “bravos” leninistas trabajan para von Bethmann-Hollverg y para Guillermo II?

No, señores capitalistas, no tienen derecho a decir eso. Precisamente nosotros los pravdistas y solo nosotros, los pravdistas y solo nosotros,  lejos de mantener en Alemania la unidad interna, por el contrario, la destruimos.

Es éste un hecho que los señores capitalistas rusos no podrán eliminar de la vida con ninguna mentira.

Es un hecho que nosotros, los pravdistas, y solo nosotros, exigimos el rompimiento incondicional e inmediato de los socialistas alemanes con los Plejánov alemanes, es decir, con los Schidemann, y con el “centro” alemán, o sea, con los vacilantes, que no se deciden a separarse firme e irrevocablemente de los Scheidemann.

Es un hecho que nosotros, los pravdistas, y sólo nosotros , somos partidarios de la unidad exclusivamente con dos grupos de socialistas alemanes (Espartaco y Política Obrera), grupos que comparten la política de Carlos Liebknecht consiste de hecho, y no de palabra, en destruir “la unidad interna” de los capitalistas y los obreros en Alemania.

Con clara conciencia de que los capitalistas alemanes y su Guillermo son imperialistas, es decir, bandidos, Carlos Liebknecht envió ya a la Conferencia de Zimmerwald (septiembre de 1915) una carta, que no fue publicada porque entonces Liebknecht era todavía un hombre legal. Pero cuando estuvieron presentes en Zimmerwald la conocen.

Aquella carta contenía un llamamiento: no armisticio civil, sino guerra civil.

Así predicaba nuestro correligionario, Carlos Liebknecht, “la unidad interna” en Alemania. Esto es lo que predicabamos nosotros en la traducción alemana de nuestro folleto pravdista (de Zinóviev y Lenin). El Socialismo y la Guerra.

Y Carlos Liebknecht nó sólo habló así, sino que procedió así. Desde la tribuna del Parlamento alemán llamó a los soldados de Alemania a volver las armas contra su gobierno alemán, y después participó en una manifestación callejera con proclamas revolucionarias ¡Abajo el gobierno!

Ahí teneis cómo se esforzó por mantener la unidad interna en Alemania un partidario de nuestra política, de la política pravdista: Carlos Liebknecht. Ahí teneis por qué sufre en un presidio.

Y a Carlos Liebknecht no solo le llama traidor y felón toda la prensa de los capitalistas alemanes, sino que todos los periódicos de los Plejánov alemanes le acusan, más o menos abiertamente, de traición o de anarquismo.

En todos los países, los capitalistas lanzan torrentes de mentiras y calumnias, de insultos y acusaciones de traición contra los socialistas que actúan como Carlos Liebknecht en Alemania y como los pravdistas en Rusia- es decir, contra los que destruyen “la unidad interna” de los obreros con los capitalistas de cada país, con los Plejánov de cada país, con la gente del “centro de cada país”- y crean la unidad de los obreros de todos los países para poner fín a la bandidesca y expoliadora guerra imperialista, para liberar a toda la humanidad del yugo del capital.

En Alemania, los capitalistas persiguen como traidores a Carlos Liebknecht y sus amigos. En Alemania,a nuestro camarada Carlos Liebknecht, se le ha amenazado también más de una vez con ser linchado por la muchedumbre. De eso ha hablado incluso el Plejánov alemán: el socialchivinista David. En Rusia, los capitalistas persiguen como traidores a los pravdistas. En Inglaterra, los capitalistas persiguen como traidor al maestro nacional escocés Maclean, que sufre también en un presidio por el mismo delito, por la misma traición de que somos culpables Carlos Liebknecht y nosotros, los pravdistas.

En Francia, el gobierno de los capitalistas republicanos tiene en la cárcel al francés Content y al ruso Ráev por publicar hojas en las que se decía ¡ Impongamos la paz !.

¡Señores de Riech, señores ministros, señores miembros del gobierno revolucionario! ¡Enciérrenos a nosotros! los pravdistas, en presidios o propongan al pueblo ruso que nos encierre en presidios!. Entonces imitarán de verdad la política de la Inglaterra capitalista “aliada” del zar Nicolas II, pués fué él quién firmó el tratado de Alianza, que tiene en presidio a los pravdistas ingleses.

¡Abajo ” la unidad interna” de los obreros y los capitalistas en todos los países, pues esa “unidad” ha condenado y condena al género humano a los horrores de una guerra imperialista, bandidesca, por los intereses capitalistas!.

¡ Viva la unidad de esos socialistas y obreros de todos los países que no sólo simpatizan de palabra con Carlos Liebknecht, sino que aplican de verdad la misma política contra sus capitalistas!.

Lenin

Escrito el 14 (27) de Abril de 1917

Publicado el 15 de Abril de 1917 en elnúmero 33 de Pravda

Julio Tuñón.

Anuncios