Acerca de la teoría del colapso del capitalismo

Los adversarios cubiertos y encubiertos del marxismo atribuyen a Marx la idea de que el capitalismo se colapsará, más tarde más temprano, con una gran crisis económica la cual generará tal descontento entre las masas populares que inevitablemente surgirá el socialismo. La llamada teoría del colapso (o Zusammenbruchstheorie) tiene sus orígenes en el libro “Socialismo Teórico y Socialismo Práctico” del célebre Eduard Bernstein (1850-1932), quien sostenía que para Marx y Engels el modo de producción socialista sería una consecuencia del colapso del capitalismo, que resultaría de la acumulación del capital y de las crisis económicas cada vez más terribles. Mas esta concepción fatalista nada tiene que ver con el marxismo.

Marx y Engels siempre han sostenido que la transformación revolucionaria del capitalismo depende de la madurez y la fortaleza de la clase más avanzada de nuestra época: el proletariado, de su capacidad para convencer a las capas medias de la justeza de sus reivindicaciones y presentar sus intereses como los intereses de la gran mayoría de la sociedad. Las crisis económicas no anteceden necesariamente a la revolución social, y a la inversa, la toma del Poder por las masas trabajadoras no debe obligatoriamente seguir a una crisis económica. Que el socialismo se convierta una necesidad depende en su mayor parte de factores subjetivos. La experiencia histórica ha demostrado que el socialismo jamás llega por sí solo: hay que prepararlo y conquistarlo. Y esta obra sólo puede llevarla a término un fuerte partido revolucionario del proletariado. La teoría del colapso es perjudicial pues condena en última instancia a la pasividad a la clase obrera, a la espera de que espontáneamente se destruya el capitalismo y surja el socialismo en algún momento; reduce la importancia de la organización del proletariado en un partido político, puesto que si el socialismo surgirá inevitablemente, ¿de qué sirve que los trabajadores se unan en un partido férreo y disciplinado que se plantee la toma del Poder?; genera falsas esperanzas, sembrando ideas sobre la facilidad de la toma del Poder y relaja a quienes adhieren a ella.
Si un mérito tuvo Bernstein es el de haber revisado todas las ideas fundamentales de Marx y Engels: desde su concepción materialista y su método dialéctico, a sus descubrimientos económicos y sus postulados políticos. Cada una de las ideas revisadas y atribuidas a Marx y Engels por Bernstein, cada una de las críticas que él hizo a los fundadores del socialismo moderno han sido y aún son elevadas por las nubes por los anticomunistas más rabiosos y consideradas en su conjunto por los teóricos de la burguesía como la más categórica refutación del marxismo. La obra de Bernstein -así como la de todos los revisionistas- forma parte de la superestructura burguesa, se encuentra en el abanico de su ideología, y por ello hay que hacer todo lo posible para eliminar su influencia sobre la clase obrera, exponiendo y criticando sus puntos de vista.

Nicolás Machado.

Anuncios