¿Quiénes son realmente aquellos que apoyan a Al Assad en Siria? – De Acero 8

¿Quiénes son realmente aquellos que apoyan a Al Assad en Siria?

Desde hace unos años, aproximadamente desde la invasión de Libia, se ha ido conformando una alianza de partidos reformistas de diversos tipos que se han aunado en el movimiento de solidaridad con Siria y en los comités proucranianos. En este artículo hablaremos solo de los primeros.

Aunque se postulan como grandes antiimperialistas e internacionalistas, como grandes defensores contra la opresión de los pueblos, la realidad se encarga de demostrar lo contrario. A pesar de pertenecer a corrientes ideológicas aparentemente distintas, confluyen en las mismas posiciones reaccionarias, desmovilizadoras y proimperialistas. Su análisis para justificar sus posiciones raya con la ciencia ficción.

Antes de entrar a poner ejemplos concretos quiero realizar un pequeño desarrollo sobre la cuestión dividiéndolo por temas:
Naturaleza interna del régimen Sirio de Al Assad.

Estos señores pintan al régimen Sirio como si de un baluarte revolucionario se tratase, incluso algunos hablan de socialismo, nada más alejado de la realidad. Nos encontramos ante una dictadura, burguesa por supuesto, que lleva implantada desde hace más de 40 años. Aquí nos dirán que hay sectores estratégicos nacionalizados: muy bien, felicidades por el descubrimiento, pero eso no significa nada, la URSS en 1990 también tenía los sectores estratégicos nacionalizados y era capitalismo de estado. Aquí nos surgen unas cuantas preguntas:

¿Esas empresas están nacionalizadas o socializadas? Obviamente están controladas por el Estado, que no está compuesto más que por la camarilla reaccionaria de Al Assad, por lo que de ningún modo hay socialización, es capitalismo con un grado más alto que el europeo de intervención estatal.

¿Está abolida la propiedad privada? Por supuesto que no, persiste la explotación del hombre por el hombre, hay asalariados y patrones. ¿De que socialismo habla esta gente? Siria es un estado capitalista y reaccionario.

Nadie en su sano juicio podría decir que en Siria se está construyendo el socialismo o incluso que ya existe. Aparte está la cuestión de la represión histórica a los revolucionarios sirios y al pueblo kurdo, así como la dependencia semicolonial que sufre con Rusia.
La cuestión Kurda.

Los kurdos han sido reprimidos durante décadas y décadas por el régimen Sirio, tanto con el padre como con el hijo, y se les ha negado el derecho a la autodeterminación. ¿Por qué estos señores apoyan a un régimen reaccionario que oprime a otros pueblos? ¿Cómo es posible que el baluarte de la libertad que es el gobierno Sirio según ellos oprima a otros pueblos? ¿No se acuerdan de aquello de que un pueblo que oprime a otro no puede ser libre? ¿Cómo pueden defender el derecho a la autodeterminación en unos sitios si y en otros no? La respuesta a esta última pregunta se resuelve con la cuestión de Rusia y su papel imperialista en la zona.

El imperialismo Ruso.

Rusia es una potencia imperialista, ejerce una dominación económica en todos los países de la CEI e intenta extender su dominio a oriente medio y los territorios que no forman parte de la CEI, pero que conformaban el antiguo espacio geográfico de la URSS. También se está extendiendo hacia Oriente, América Latina y África.

Ejemplo de guerras imperialistas por parte de Rusia es la guerra de Abjasia y Osetia del sur contra Georgia, además de la ocupación militar de Chechenia. También cabe recalcar su actuación en Cuba, Siria, Ucrania y así podríamos seguir poniendo ejemplos.

Hay que oponerse a todo tipo de imperialismo. Los dos bloques imperialistas más poderosos son el ruso y el norteamericano, que están en conflicto abierto por el dominio del mundo. Apoyar al que se supone que es el menos malo solo sirve para hacer el juego al imperialismo, era lo que hacían los partidos prosoviéticos hasta 1991 y esta gente (algunos son los mismos pero aún más viejos) ha recogido su testigo de vergüenza y zapa al movimiento revolucionario. Ellos eligen el camino más fácil y apoyan a la burguesía sin tapujos disfrazándolo como si de una acción revolucionaria se tratara. Llaman ni-nis a los que se oponen a todo tipo de imperialismo, acusándolos de trotskistas. ¿Qué tendrá que ver no apoyar a unos u otros y promover la creación de un tercer frente que acabe con ambos, con los ninis y los trotskistas, que además sí tienen esa posición? En el fondo no es otra cosa que lo que ellos mismos hacen, tener una posición que favorece a la reacción.

Los comunistas siempre hemos apostado por enfrentarnos a todo imperialismo, ya Hoxha lo decía en su libro “El imperialismo y la revolución”.

“Pero, ¿qué es esta oposición que llegó al poder y quiénes son los que la integran? También se trata de una fuerza reaccionaria, integrada por militares, capitalistas y grandes terratenientes. Movidos por sus intereses de clase y por los lazos que asimismo mantienen con los Estados Unidos de América, con la Unión Soviética o con China, buscan mantener firmemente en sus manos el poder reaccionario. En estas condiciones hablar al pueblo de Pakistán de alianza estrecha con tal o cual fuerza política burguesa, y de respaldo a una de esas fuerzas, a fin de que substituya una camarilla dominante por otra, como hacen los dirigentes chinos, no es indicarle el camino justo de la revolución. El camino correcto consiste en pedir al pueblo que, entre los dos fuegos, el de Bhutto y el de sus adversarios, encienda el poderoso fuego revolucionario que sofoque a los dos primeros, derribe a las dos camarillas que existen en Pakistán, y que son harina del mismo costal. En esta lucha en dos flancos el propio pueblo pakistaní debe saber aprovechar las contradicciones.” (1)
La cuestión no es elegir el mal menor, la cuestión es acabar con lo malo transformando la realidad. Ellos van a la zaga actuando oportunistamente, no van a ningún sitio, nosotros los comunistas somos coherentes con nuestros principios, jamás apoyaremos a los imperialistas, ni a unos ni a otros, y lucharemos por crear ese fuego que los barra a todos y los relegue a los libros de historia.
Siria es un país dependiente de Rusia, que oprime al pueblo kurdo y reprime a los revolucionarios, es una dictadura capitalista. Los kurdos y las fuerzas revolucionarias han decidido luchar por crear ese tercer fuego que barra a los imperialistas y se ven obligados a realizar alianzas tácticas, a aprovechar las contradicciones entre los bloques imperialistas para seguir adelante con sus objetivos, pero no hacen servilismo a ninguno, siguen acumulando fuerzas para las batallas decisivas que permitan expulsar a ambos de sus territorios.
Hay que apoyar a los kurdos en la lucha antiimperialista y democrática que se ha iniciado, hay que apoyar al pueblo Sirio contra las injerencias norteamericanas, pero a la vez hay que denunciar y luchar contra el régimen reaccionario de Al Assad. La victoria en este conflicto solo puede ser la de la clase obrera, la que lleve a acabar con el Estado islámico y su creador: el imperialismo norteamericano. Pero que también tiene que acabar con el imperialismo ruso y con sus regímenes títeres. No queremos ni a unos reaccionarios ni a otros, queremos a los revolucionarios, queremos la transformación de la sociedad.
Naturaleza de la guerra en Siria.
Para apoyar una guerra, es decir, para considerar justa una guerra debe de tener un carácter progresista, que sirva a los intereses de la clase obrera. Es decir, para el marxismo las guerras que son justas desde una perspectiva de clase son las de liberación nacional, de lucha por la revolución democrática, lucha por la conquista del socialismo y lucha en defensa del socialismo.
La revolución en Rojava puede caracterizarse en las dos primeras, es necesario que todos los revolucionarios del mundo apoyen el proceso en Rojava.
La defensa del régimen sirio, que es un títere del imperialismo ruso, no se encuadra en ninguna. Por tanto su régimen debe ser derrocado y sustituido por uno de carácter popular y progresista.
Veamos ahora algunos ejemplos del carácter reaccionario de estos apologetas del imperialismo ruso.
“Pues bien, a fecha de hoy da la impresión de que Qatar ha entrado de lleno en la chistera de prestigitador de Putin con otra de sus sorpredentes maniobras, que parecen no acabarse nunca: la petrolera rusa Rosneft, la más grande del mundo, ha vendido el 20 por ciento de sus acciones a Qatar. Rusia ha cobrado más de 10.000 millones de euros con los que pagará el descenso de ingresos derivado de las sanciones económicas de los imperialistas. Sin embargo, parece que es Moscú quien ha hecho un favor a los árabes.”(2)
Hablan bien de Putin, atacando al imperialismo norteamericano y haciendo apología del ruso, se piensa que su dominación económica de países árabes es algo bueno, que les está haciendo un favor. Así son las actitudes proimperialistas del autodenominado movimiento político de resistencia. Mucho cacareo pero han quedado al final como los mamporreros del revisionismo prosoviético y de sus herederos políticos.
“Y además de reivindicar la paz, denunció que la guerra contra Libia, contra Siria y las amenazas a Irán -bautizados ejes del mal por los autoproclamados ejes del bien- no se fundamentan en cuestiones meramente políticas, sino geoestratégicas y de recursos energéticos. Denunció que los Estados Unidos y las potencias occidentales de carácter imperialista, como la Francia del socialista Hollande, no van a renunciar a la hegemonía sobre la región y lo que aspiran es a apuntalar el poder económico y militar que represente a sus intereses en la zona.

Mola también criticó la postura de los ni-ni. Añadió que el Partido no defiende a los líderes pero “sí la paz y a los pueblos”, dejando muy claro que “desde el PCE jamás apoyaremos ni a la OTAN ni al imperialismo. El PCE apoya la lucha de los pueblos por su emancipación y su soberanía libre del intervencionismo”.

Apuntó que mientras “la Unión Europea y Estados Unidos están muy contentos con la desestabilización de la zona”, Rusia ha sabido imponer una propuesta “original e inteligente que ayudará a sacar a la luz quién tenía las armas químicas”. Y cerró su intervención relacionando la conexión existente entre la crisis del capitalismo y este intento de libanizar Oriente Próximo.”(3)
Condenan al imperialismo americano y europeo, ensalzan y aúpan al ruso. Ya fueron unos mamporreros de la URSS capitalista y ahora lo siguen siendo de la Rusia reaccionaria de Putin, les da igual ya que no haya ni símbolos, ellos apoyan lo que sea con tal de mantener su parcelita de poder.
Hablan de ninis ellos, que son un partido de liberados del Estado, un partido de subvenciones gubernamentales y además los más eclécticos y conciliadores de todos los revisionistas. Se suman a la ola de apoyo a estos procesos para rapiñear gente y no perder fuelle frente a otros partidos revisionistas.

“El eurodiputado Willy Meyer, llegado directamente de la Asamblea Parlamentaria de América Latina, Caribe y Europa, se congratuló de que allí se aprobara una resolución contra la guerra en Siria, cuando Europa ha sido incapaz de hacer nada parecido. “Las relaciones internacionales están hoy basadas en la impunidad y no en los Derechos Humanos. La legislación internacional dice que ningún Estado está capacitado para intervenir en otro. Y en el caso de recurrir a la fuerza habría que hacerlo con la autorización del Consejo de Seguridad”. Añadió que todo esto “se salta por los aires en Yugoslavia cuando se bombardeaba mientras el Consejo de Seguridad aún continuaba reunido”, lo que se llamó un “golpe de estado internacional”.” (4)
¿Desde cuándo los comunistas entienden las relaciones internacionales, la teoría de la revolución y la toma de poder por la legitimidad burguesa y proimperialista del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas? ¿Desde cuándo nos importa la legislación internacional burguesa? ¿El corrupto de Willy Meyer qué lección va a dar salvo la de ser un traidor a la clase obrera que decía representar? La lucha de clases no se supedita a ningún acuerdo internacional burgués, sino a la propia correlación de fuerzas para actuar y defender los intereses políticos y económicos de la clase obrera, para la toma del poder, el desarrollo y extensión de la revolución socialista.

La suspensión de las sanciones contra la República Árabe Siria.
El impulso a políticas de paz y no injerencia que defiendan el derecho del pueblo sirio a decidir su propio destino.
La necesidad de emprender conversaciones y acciones bilaterales entre los gobiernos de Siria y la Unión Europea para tratar la problemática de los desplazados sirios, con el fin de abastecerles de los medios de subsistencia necesarios y garantizarles su derecho de retorno a Siria.
Exigir a los estados miembros de la OTAN y sus aliados regionales las indemnizaciones necesarias para sufragar la reconstrucción del país.” (5)

Estos son los puntos del movimiento de apoyo a Siria. ¿Dónde hablan del problema kurdo y de su autodeterminación? ¿Y del carácter reaccionario del régimen Sirio, así como del imperialismo ruso? En ningún sitio, son los mismos reformistas con un nuevo nombre, son siervos del imperialismo ruso, del capitalismo.
Y no podían faltar los prosoviéticos de libro, los casposos revisionistas recalcitrantes, nuestro querido PCPE.
“De igual forma, el PCPE manifiesta su solidaridad con el pueblo sirio y su legítimo gobierno, que hace seis años viene sufriendo una guerra cruel e injusta impuesta por los intereses imperialistas. Hacemos haciendo un llamamiento a la clase obrera y demás sectores populares del estado español a mostrar su más enérgica repulsa a los ataques llevados a cabo contra esta nación soberana mediante un amplio movimiento de protestas y movilizaciones que exijan el cese inmediato de esta guerra de rapiña y saqueo por parte de los EEUU y sus aliados, generando un amplio frente internacionalista y antiimperialista para ayudar a que el pueblo sirio recupere la paz y su soberanía.” (6)
Vaya, gobierno legítimo, ¿legítimo para quién? ¿Para el dictador Al Assad y sus compinches? ¿Para los imperialistas rusos? ¿Para los capitalistas Sirios? ¿De verdad piensan que el pueblo Sirio vive en libertad, casi en el socialismo mientras reprimían a los kurdos?
Denuncian el imperialismo y ni siquiera nombran a los imperialistas rusos. Así es el PCPE, siervo de quien durante toda su existencia les ha dado de comer, la burguesía.
Notas:
“El Imperialismo y la revolución” Enver Hoxha.
https://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com.es/2017/01/la-guerra-de-siria-es-una-guerra.html
http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=3374
Ibidem
http://movimientodeapoyoasiria.net/es/portada/
http://www.pcpe.es/index.php/internacional/item/2147484387-saludo-al-12-congreso-del-pc-sirio-unificado

Anuncios