Colocar al partido a la altura de sus tareas y responsabilidades

Nuevo documento de archivo: “Colocar al partido a la altura de sus tareas y responsabilidades” editado y distribuido por el PCE(m-l) histórico. Se trata de un texto compuesto por diez artículos que aborda diferentes cuestiones relacionadas con el Partido, su estructura y funcionamiento, siete de los cuales son de Elena Ódena y forman parte del primer volumen de Escritos Políticos siendo los otros tres de autoría desconocida y por ello inéditos.

Se trata de un documento imprescindible para la formación de los comunistas acerca de las cuestiones de Partido, sobre su extensión, organización, gestión de las tareas y los deberes de los militantes. Este, junto a otros textos forma parte del legado revolucionario de Elena Ódena y de otros dirigentes ejemplares de nuestro país.

[PDF] Colocar al partido a la altura de sus tareas y responsabilidades.

Anuncios

En torno a la disciplina partidaria

Hace cien años los pueblos de Rusia alzaron la bandera roja, desafiando tanto la bandera tricolor del Imperio ruso, como aquellas de Alemania y Austro-Hungría que flameaban sobre los territorios ocupados por la Triple Alianza. La bandera roja fue el proletariado de Rusia alzándose a alturas donde no existían ni explotados ni explotadores; fue el atrevido desafío realizado frente a lo caduco y parasitario, replicando con el porvenir.

Lo que constituye el alcance histórico de la Revolución Rusa es su carácter eminentemente internacional. Entre todos los factores que hacen a este carácter, nos detendremos aquí tan solo en uno que fue fundamento y promotor de la organización bolchevique, sin el cual no es posible imaginar la dirección de la insurrección, el triunfo sobre las potencias invasoras y la edificación de la sociedad socialista.

Continuar leyendo “En torno a la disciplina partidaria”

Contra el liberalismo en el Partido

Texto extraído de la revista teórica De Acero 6 del PML (RC)


El liberalismo es uno de los males que, si no se sabe tratar a tiempo, se introducen en los Partidos Comunistas, sembrando el caldo de cultivo para el fraccionalismo y la destrucción del Partido.

El liberalismo se muestra contrario a la lucha ideológica, camuflando los errores, justificando los fallos, evitando siempre la realización de la crítica y autocrítica, excusándose siempre en causas externas o lejanas.

 

Los militantes del Partido deben comprender que los problemas y las cuestiones que surjan no se pueden dejar pasar solo por hacer prevalecer la paz y la tranquilidad en el seno de este. Los problemas han de debatirse para poderles actitudes en pro del liberalismo encontrar solución: no se pueden dejar para que se hagan más grandes o exploten en el peor momento.

Un militante comunista no puede dejarse llevar por amistades ni vínculos familiares. En este aspecto también se desarrolla el liberalismo dentro del Partido, es deber de todo comunista confrontar y no permitir actitudes liberales de ningún militante, incluidos aquellos con los que se tienen vínculos de amistad o parentesco. De hecho, en estos casos la vigilancia debe ser redoblada.

Sobre esta cuestión se incluyen las influencias nefastas del entorno del militante, que pueden servir de correa de transmisión para que las ideas burguesas penetren en el militante tiene el deber de romper dichas cadenas, tenga el coste que tenga para su vida personal. Permitir esas influencias también es caer en actitudes en pro del liberalismo en el Partido.

Las actitudes liberales hacia las tareas y responsabilidades suponen para el Partido una desviación ideológica que amenaza con destruir la disciplina consciente y, por tanto, la propia existencia y esencia revolucionaria de este.

El liberalismo se manifiesta de una gran cantidad de formas. Resumiremos las más destacadas y a las que nosotros, en nuestro trabajo de construcción de partido, nos hemos tenido que enfrentar:

– Incapacidad de realizar el ejercicio imprescindible de crítica y autocrítica. 

Esto ha llevado a casos de bloqueo organizativo ante actitudes infantiles que solo ralentizan e incluso bloquean las resoluciones de los problemas que surgen por parte del partido.

– Desobedecer a los órganos de dirección del partido.

Como desarrollo del anterior punto, la incapacidad de realizar la autocrítica lleva a bloqueos que inevitablemente conducen a que los elementos inestables no acaten ni las decisiones de los órganos de dirección ni los cauces orgánicos.

– Situar una opinión personal como si de una verdad absoluta se tratara.

Normalmente suele darse por elementos con poca formación que opinan sin tener conocimientos sobre lo que hablan, (…) y en la gran mayoría de los casos defendiendo ideas anticomunistas.

-Dar por bueno un trabajo realizado que ne realidad ha sido un fracaso.

Esto hace que nuestro partido no mejore y se estanque. Cuando un trabajo está mal realizado, hay que analizar por qué está mal y establecer las medidas necesarias para poder realizarlo mejor en la próxima ocasión, haciendo que el partido mejore.

-No darle importancia al pago de cuotas y al trabajo de financiazión.

La condescendencia con esta cuestión representa caer en una actitud liberal en extremo peligrosa. Por un lado, representa la desgana y la falta de compromiso para con el partido; por otro, es capar al partido, pus sin una financiación adecuada este no puede mantenerse, limitando su capacidad de actuación. Un trabajo de finanzas bien realizado representa un gran avance para el PML (RC).

-No darle importancia a la seguridad en todos los aspectos del partido, tanto el legal como el semiclandestino y el clanestino.

Un Partido sin seguridad es un Partido muerto, solo falta que pase el tiempo para que así sea. Nuestro partido sufre infiltraciones por parte del gobierno burgués y sin una actitud constante de vigilancia revolucionaria este tendría sus días contados.

-Insistencia en la no refutación de las ideas burguesas que se infiltran en el partido.

Es vitar (….) explicar la línea del mismo a todos los militantes y confrontar y explicar todas las ideas incorrectas para que todo militante sea capaz de refutar a todas las corrientes revisionistas.

-Dejarse influir por factores ajenos al partido, como pareja, familia, amigos, etc.

Estas cuestiones son externas y todos los militantes no deben dejarse influir negativamente por ellas, hasta el punto de que si es una cuestión constante, estos deberían romper sus vínculos, si hiciera falta, para preservar el partido de injerencias e ideas burguesas. Si alguien ataca constantemente al marxismo-leninismo y al partido es porque es un enemigo de clase, tenga la vinculación personal que tenga con el militante. En caso de que esa influencia permaneciera de forma constante y el militante no tomara las medidas pertinentes, este deberá ser apartado del mismo.

-Tener una actitud condescendiente con el consumo de drogas.

Un comunista debe ser ejemplar en su vida, y no puede tomar conductas que no solo pueden llevar a su destrucción personal sino además a propagar su degeneración al resto de la organización.

El liberalismo es una representación del oportunismo, grave en un militante de base, muy grave en el caso de un cuadro comunista.

Como ya hemos dicho, el Partido dispone de cuatro armas principalmente para poder eliminar el liberalismo de su seno, estas son:

  • La lucha ideológica. Lucha que aplaste a las ideas erróneas que tratan de infiltrarse en el Partido.
  • Disciplina consciente. Respeto por los órganos de dirección, por los cauces orgánicos; es decir, por el centralismo democrático.
  • El ejercicio de la crítica y la autocrítica como arma fundamenta para poder corregir los errores cometidos y resolverlos para el futuro desarrollo militante dentro del Partido.
  • Vigilancia revolucionaria, con la cual descubrir las actitudes liberales para identificarlas a tiempo y tomar las medidas pertinentes.

Hemos hablado de la importancia de respetar los cauces orgánicos para combatir las actitudes liberales. Para esta labor, un gran instrumento son los estatutos del Partido que, citando a Hoxha, “son la guía del comunismo, es el documento fundamental que rige la vida del Partido. En ellos se encuentran las principales orientaciones del Partido, los deberes y derechos del comunista, y si este no los conoce, no los comprende a fondo y no los pone en práctica, no podrá ser un buen comunista” (1)

Es decir, los estatutos son los que rigen la vida del Partido, explicando claramente cómo actuar. Son, pues, la guía del comunista que no deja lugar a las actitudes liberales que puedan llevar al Partido a su destrucción.

Existen otras dos manifestaciones de liberalismo muy comunes en el desarrollo de los Partidos Comunistas Ya Elena Ódena los identificó a la perfección en su texto “Contra el liberalismo”, y a nosotros nos ha servido para nuestro propio crecimiento como partido: el cantonalismo y el independentismo.

-El cantonalismo. Es un problema común en el desarrollo del Partido, ante el cual hay que tener una vigilancia continua y que parte del incumplimiento, pudiendo ser involuntario, del centralismo democrático.

Las actitudes cantonalistas parten de la visión subjetiva y local a la hora de aplicar los esfuerzos en el trabajo que hay que realizar encomendado por los órganos superiores que pueden desarrollar planes de trabajo acordes a la realidad general de la situación, por la que pueden desarrollar planes de trabajo acordes a la realidad general, y no a una interpretación subjetiva y, en la mayor parte de los casos, sin información.

Los esfuerzos a la hora de realizar un trabajo encomendado por los órganos superiores deben ser con el máximo de capacidad, ya que son los únicos que realizan los planes con una visión global y de acuerdo a necesidades de esta lucha.

El cantonalismo representa un ataque al centralismo democrático, en la mayoría de los casos suele ser de forma involuntaria. Es preciso identificar este tipo de actitudes y poner los medios para solucionar el problema de forma inmediata.

-El independentismo. Se da en aquellos camaradas que ven como una intromisión las críticas o directrices por parte de órganos superiores. Pensando erróneamente que en su territorio ellos conocen mejor que nadie la situación y, por lo tanto, deben tener la última palabra.

Como en el cantonalismo, representa un desprecio al centralismo democrático: si unos camaradas siguen las directrices del Partido, esto afectará a todo el Partido y a la lucha en general, realizando una labor de zapa (…).

Como en el caso del cantonalismo, en la mayoría de las ocasiones estas actitudes se tienen de forma involuntaria, pero no por ello deben ser menos perseguidas; al contrario, deben ser combatidas de forma enérgica por el bien del Partido.

El liberalismo representa la destrucción gradual del centralismo democrático. Si no actúa a tiempo y de forma enérgica contra él se fortalecerá, haciendo más difícil solucionar el problema.

Con el tiempo, gracias a la entronización del liberalismo en el Partido, se favorecerá la aparición del fraccionalismo, se crearán las condiciones materiales dentro del mismo para el fortalecimiento y desarrollo del revisionismo, y el objetivo de la burguesía de liquidar al Partido estará cada vez más cerca.

La lucha contra el liberalismo no debe tomarse a la ligera, es una cuestión principal para el buen funcionamiento y desarrollo del Partido.

Juan Mesana, 2015.

Notas:

  1. Contra el liberalismo (II), Elena Ódena.

 

[VALENCIA ] I Feria del libro marxista

Después del éxito de la primera Feria del Libro Marxista organizada en Barcelona por parte de Universidad Obrera volvemos a presentarla en Valencia en el espacio del Ventanal ( C/ Fra Pere Vives 13-15).
Confiamos en que la difusión del marxismo-leninismo y de nuestros textos propios tendrá la misma acogida en la ciudad. Contaremos con nuevos ponentes y conferencias y puestos de libros de varias editoriales tanto de Valencia como de otros lugares del Estado, si quieres participar como librería, editorial o distrubuidora aún estás a tiempo enviando un email a : universidadobreraml@gmail.com.
El marxismo-leninismo sigue vigente y la Universidad Obrera seguirá luchando por ser una herramienta de difusión para los millones de jóvenes y obreros que sufren la explotación del sistema capitalista y combatiendo a todos los que, bajo el paraguas del marxismo-leninismo y sus autores, lo convierten en pensamiento muerto o lo tergiversan. Iremos dándoos más información sobre la Feria del Libro Marxista en Valencia.

FERIA LIBRO MARX.jpg

Saludo del PML (RC) a la constitución de la Juventud Comunista

Es un placer para nosotros poder saludar la constitución de la Juventud Comunista, nuestra fortaleza siempre ha estado en nuestra juventud, en las capacidades y abnegación de nuestros camaradas más jóvenes que han sido ejemplares en todo momento, especialmente en los momentos difíciles.

Aún recuerdo lo que pasó tras el golpe represivo que sufrimos el 27 de enero de 2016, si no fuera por nuestros cuadros de la juventud la cosa hubiera sido muy diferente, la superación de nuestro periodo de ilegalización y represión hubiera sido mucho más complicada para nosotros. Mientras otros se quedaban en su casa por cobardía o se convertían en marxistas legales para intentar autojustificar sus miserias, otros recogieron la bandera roja del proletariado levantándola más alto y con más fuerza que nunca. Camaradas les felicitamos públicamente por su labor estoica de lucha por el marxismo-leninismo, vosotros sois la esperanza, sois el progreso, sois el futuro.

La conversión de nuestra antigua Juventud en la JML(RC) responde a necesidades candentes debido a vuestro crecimiento exponencial, es un orgullo para nosotros ver cómo la escuela funciona, incluso en las peores circunstancias. Ver cómo nuestros jóvenes son ejemplares incluso bajo presión de la policía política y de la Audiencia Nacional. Mientras unos desfallecen y claudican otros han dado ejemplo de cómo se debe comportar un comunista frente a la represión, con temple bolchevique.

Muchos nos criticarán, nos atacarán con rabia, nuestro camino será duro y mientras más crezcamos, cuantas más fuerzas acumulemos más rabiosamente nos atacarán. Los revisionistas de todo tipo no soportan ver como cada día estamos un poco más fuertes, nadie ataca a un árbol que no da frutos; nosotros somos el futuro, ellos no son más que un montón de rastrojos secos. Nuestro trabajo habla por nosotros, solo es cuestión de tiempo que se les ponga en el sitio que les corresponde: el basurero de la historia.

La principal tarea de la juventud en este momento es la formación de cuadros para fortalecer al Partido, inculcar en los jóvenes comunistas los principios y la cultura comunista, enseñar a la juventud lo que es la disciplina consciente, el sacrificio, la formación marxista y la abnegación en el trabajo. Por lo tanto la principal tarea de la juventud es aprender, profesionalizarse.

Y todo esto no se puede realizar si son una organización dependiente en todo del Partido, es necesario que tengan su independencia organizativa y económica, si no es imposible que se profesionalicen como revolucionarios, que formen especialistas. En definitiva, que se creen cuadros comunistas.

La Juventud es el futuro, el Partido debe adaptarse a las nuevas generaciones, a las nuevas condiciones materiales para que su hegemonía siga manteniéndose y no afloje con el paso del tiempo, debe seguir saber llegando a los jóvenes, sumándoles a las filas del proletariado revolucionario.

«Ocurre a menudo que representantes de la generación de adultos y viejos no saben tratar como es debido a la juventud, que por necesidad se ve obligada a acercarse al socialismo de forma diferente, no por el mismo camino: no en la misma forma, ni en iguales circunstancias que lo hicieron sus padres. Por eso, entre otras cosas, debemos insistir incondicionalmente sobre la independencia de organización de la unión juvenil, no solo por el hecho de que los oportunistas temen dicha independencia, sino también por la naturaleza misma del trabajo. Porque, sin una completa independencia, la juventud no podrá crear en su seno buenos especialistas, ni prepararse para dirigir el socialismo hacia adelante» *.

  1. 1. Lenin, “Internacional molodczhi”: Obras Completas, t. XIX, pág. 29,5 (Edición búlgara, t. XXIII, pág. 171)

Esta separación no significa bajo ningún concepto que el Partido y la Juventud no marchen juntos en el trabajo cotidiano, más aún en las batallas decisivas, solo representa que ellos mismos deben aprender y forjarse en el trabajo diario sin ser dependientes de nadie. Independencia organizativa y económica pero no ideológica. No existe una división generacional, todos luchamos por lo mismo contra los mismos enemigos.

La fuerza de nuestra revolución consiste en que entre nosotros no hay división entre la vieja generación de revolucionarios y la nueva. Vencemos porque la vieja guardia y la joven guardia marchan juntas, en un mismo frente, en una misma fila, tanto contra los enemigos interiores como contra los exteriores.”

Publicado el 27 de mayo de 1928 en el núm. 122 de “Komsomólskaia Pravda”.

La juventud comunista no debe encerrarse en sí misma o actuar como un Partido Comunista en miniatura, no debe encerrarse en sí misma ni actuar solo a la zaga del Partido. Debe llegar a la juventud obrera, debe promover y actuar (dirigir) dentro de organizaciones de masas más amplias, debe mezclarse con la juventud para concienciarla, ser ejemplo para la juventud. Los esfuerzos de la Juventud Comunista deben ir encaminados a hacer de la juventud una juventud combativa, que a pesar de no estar en la Juventud Comunista luche por los valores y objetivos de nuestra clase, luche por la transformación de la sociedad, por el socialismo.

Otro peligro que debe enfrentar la Juventud Comunista es la tendencia a reducir la formación comunista al conocimiento libresco del comunismo, que suele llevar al doctrinarismo, la derechización y por lo tanto al revisionismo.

La separación de la teoría y la práctica es caer en el anticomunismo, es convertirse en marxistas legales, en gente inofensiva para el estado que solo hace labores de zapa a aquellos que de verdad son revolucionarios. Como dice muy acertadamente Lenin, caer en estas tendencias es constituir una fábrica de fanfarrones, de ignorantes, analfabetos políticos que solo saben copiar y pegar citas adjuntando análisis pobres y claramente metafísicos y alejados de la realidad. Estos fantoches solo hacen daño (o lo intentan) al movimiento revolucionario.

A primera vista, naturalmente, parece que aprender el comunismo es asimilar el conjunto de los conocimientos expuestos en los manuales, folletos y trabajos comunistas. Pero esta definición sería demasiado burda e insuficiente. Si el estudio del comunismo consistiera únicamente en saber lo que dicen los trabajos, libros y folletos comunistas, esto nos daría fácilmente exégetas o fanfarrones comunistas, lo que muchas veces nos causaría daño y perjuicio, porque estos hombres, después de haber leído mucho y aprendido lo que se expone en los libros y folletos comunistas, serían incapaces de coordinar todos estos conocimientos y de obrar como realmente exige el comunismo.

Por eso, sería una gran equivocación limitarse a aprender el comunismo simplemente de lo que dicen los libros. Nuestros discursos y artículos de ahora no son simple repetición de lo que antes se ha dicho sobre el comunismo, porque están ligados a nuestro trabajo cotidiano en todos los terrenos. Sin trabajo, sin lucha, el conocimiento libresco del comunismo, adquirido en folletos y obras comunistas, no tiene absolutamente ningún valor, porque no haría más que continuar el antiguo divorcio entre la teoría y la práctica, que era el más nocivo rasgo de la vieja sociedad burguesa.”

Tareas de las juventudes comunistas. Lenin

Es por tanto necesario combatir estas actitudes según aparezcan, es necesario vincular la teoría y la práctica, sin esto, no hay avance posible en ninguno de los dos terrenos.

Hemos hablado antes de la importancia de que la Juventud Comunista se mezcle con la juventud, que infunda en ella valores contrarios a los que el capitalismo les da: la alienación, el individualismo, el consumismo, la drogadicción, el egoísmo, etc.

Entre otras cosas es muy importante la cuestión de la cultura física, hay que separar a la juventud de la alienación, de todo tipo, empezando por alejarles de las drogas y el alcohol, es necesario fomentar la oposición al consumo de este tipo de sustancias, al igual que hay que fomentar un tipo de ocio alternativo, aprovechando para concienciar y ganarse a los jóvenes para las filas de la revolución.

Hay que fomentar la cultura física, del deporte como base para estar sano, para que toda persona pueda ser lo mejor posible y dar lo mejor de sí misma. La formación debe ser integral, tanto física como mental. Hablamos de apostar por un deporte alejado de las competiciones elitistas, del dinero, un deporte de base por y para el pueblo.

A su vez, debéis ser capaces de dar una alternativa al ocio actual, un ocio que sea productivo para la juventud, que fomente la cultura, que sirva para su desarrollo como persona.

Es también vital que como Juventud Comunista le deis gran importancia a la formación teórica, nuestros cuadros deben ser completos, tan malo es encerrarte en casa olvidando la práctica como reducir tu actividad a realizar determinadas actividades cayendo en el practicismo. Es necesario vincular teoría y práctica, es importante que nuestros cuadros juveniles tengan un buen nivel de formación teórica. Por este motivo es importante hacer seguimientos del estudio individual, aplicar bien los planes de formación y quedar periódicamente para realizar estudios, debates y jornadas intensivas de formación.

La Juventud es quien mejor absorbe los principios del marxismo-leninismo, en ellos se plasma toda la práctica desarrollada por el Partido, toda la experiencia práctica de nuestra actividad que sirve para desenvolver nuestra teoría y a su vez aplicarla nuevamente en la práctica. No importa que no se tengan unos grandes conocimientos teóricos de base, para eso está la juventud, para aprender, para formarse y así poder servir útilmente al Partido y a nuestra clase. Los conocimientos se adquieren, solo es cuestión de tiempo y esfuerzo y se podrá superar sin problema este obstáculo. Vuestra labor como juventud en este sentido es estudiar, formarse y trabajar para coger los hábitos de trabajo comunistas.

Camaradas no nos cabe duda de que cumplirán con creces todas las tareas que debe emprender y realizar la Juventud Comunista, las batallas decisivas que nos deparará la lucha por la emancipación de nuestra clase las libraremos hombro con hombro, no descansaremos ni un minuto hasta acabar con la explotación del hombre por el hombre, hasta acabar con este sistema putrefacto que es el capitalismo. La transformación de la sociedad, la conquista del socialismo es nuestro objetivo, es el futuro, ellos no son más que la última resistencia al progreso, la revolución les barrerá y les relegará a ser parte de la historia del pasado del hombre.

Camaradas de la Juventud:

¡Tomemos el cielo por asalto!

¡Sean la esperanza del pueblo el terror del enemigo!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

¡Viva la JML(RC)!

Juan Mesana.

[PDF] Compendio de textos sobre Partido. Centralismo Democrático y Partido de Nuevo Tipo.

Tal y como anunciamos, y como hemos venido haciendo con libros anteriores, colgamos la versión online de uno de los textos que hemos publicado este año. El fin de esto es ampliar el acceso a dicho libro para facilitar el estudio del marxismo-leninismo. Queremos agradecer la acogida que ha tenido el ejemplar físico durante estos meses, podréis seguirlo encontrando en nuestros actos y formaciones, así como contactando con nosotros.

Libro Compendio de textos sobre Partido- Centralismo Democrático y Partido de Nuevo Tipo.

Sobre cómo debe el Partido de vanguardia elevar la conciencia de la clase obrera.

Es habitual, y sobre todo ahora en época de repliegue del movimiento obrero en España, escuchar hablar en los sectores intelectuales de la “izquierda” de la impotencia de crear poder popular ante una clase obrera que vota al PP, una clase obrera que se acerca a movimientos fascistas, una clase obrera que es machista o una clase obrera que, según ellos, es imbécil por no votar a sus partidos políticos que supuestamente representan los intereses de la clase obrera.

Existe un problema real, y no es, evidentemente, que la clase obrera sea imbécil, sino que es la falta de una organización que tenga la capacidad de crear las condiciones subjetivas, de elevar la conciencia por: 1) representar sus intereses de clase reales, los de la toma del poder por parte de nuestra clase y la instauración de la dictadura del proletariado, del estado obrero, como única herramienta capaz de acabar con la opresión que imponen los empresarios y sus séquitos políticos e intelectuales, la burguesía, y así arrebatarles todos los privilegios que les hace estar en el lado pesado de la balanza en la lucha de clase y acabar con la explotación del hombre por el hombre, el paro y la miseria; 2) que tenga un trabajo propagandístico y en frente de masas capaz de llegar a la inmensa mayoría de la clase obrera, que desprestigie a los medios de comunicación burgueses y la propaganda anticomunista en general; 3) que haya demostrado en la práctica ,en el día a día de la clase obrera, ser un referente para ella por su trabajo junto a ella, por su capacidad de conquistar y arrebatarle derechos al capital, porque nos vea como iguales, que luchamos por nuestros intereses de clase, por su capacidad analítica, organizativa y combativa que le brinda el marxismo-leninismo, por su capacidad de remover la rabia y los sentimientos de la miseria que vive la clase obrera, y que así esta acepte al partido como el partido de vanguardia, que tenga plena confianza en las personas profesionalizadas en la toma del poder al haber trabajado codo con codo junto al partido obrero en los frentes de masas y las organizaciones del partido.

Continuar leyendo “Sobre cómo debe el Partido de vanguardia elevar la conciencia de la clase obrera.”

Aspectos sobre el grupo antipartido.

Tras el XX Congreso del PCUS en febrero de 1956, las cosas cambiaron sustancialmente en la URSS. El XX congreso significó un golpe de estado en toda regla, en el que una alianza entre burócratas revisionistas y parte del ejército con Kruchov y Zhukov a la cabeza, dieron un vuelco a la correlación de fuerzas existentes hasta ese momento en el PCUS, procediendo a cambiar la línea marxista-leninista por el revisionismo recalcitrante y purgando el partido de los dirigentes marxistas-leninistas.

Expongo lo que dijo Hoxha sobre la “toma de poder” por parte de Kruchov:

“Con la usurpación del Poder por parte del grupo de Jruschov comienza efectivamente un viraje histórico, pero es un viraje regresivo, viraje que abrió paso al oportunismo y al revisionismo, a la traición y a la degeneración, a la labor de zapa contra la unidad y al inicio de la escisión en el movimiento comunista, al acercamiento y a la unión con los imperialistas y los demás enemigos de los pueblos y del socialismo, al sabotaje de la revolución y a la restauración del capitalismo.”

En otras palabras, convirtieron el socialismo en capitalismo de estado y burocracia.

Continuar leyendo “Aspectos sobre el grupo antipartido.”

La importancia del joven comunista en la situación actual del capitalismo en relación al Partido Comunista.

La juventud de las familias obreras y trabajadoras es el presente pero es también la pieza central del futuro, por lo tanto someterla y controlarla es la primera de sus preocupaciones.   El capitalismo en la situación actual pretende transformar el progreso, del cambio generacional de la fuerza de trabajo en continuísmo. Su impulso de cambio de las condiciones de trabajo, en la adaptación  a explotación asalariada. Su inquietud por aprender en desasosiego. Su lucha revolucionaria en la lucha por reformas. Su lucha por reformas en conformismo.

A diferencia de la concepción académica en la educación burguesa la juventud no es una “tabula rasa” donde escribir, los jóvenes en los países capitalistas y específicamente en el estado español, un estado imperialista. Arrastramos una mochila cultural y política impregnada a la fuerza, mediante la educación familiar y académica, los medios de comunicación, el humor y otras formas.Desde la infancia asimilamos la ideología al servicio de la clase dominante como propia. La iniciación y desarrollo de cualquier militante, especialmente en nuestro caso el de los jóvenes está muy determinado por la ruptura con estas concepciones

El Partido Comunista hoy debe derribar la dominación cultural en Europa que llega a desconceptualizar la clase obrera generación tras generación. Embriagando de las superganancias de los imperialistas,durante determinados ciclos económicos, acomodar a migajas una aristocracia obrera. Permitir una masa propietarios medios y pequeños que sirva de apaga fuegos y aliente la ilusión de la conciliación de clase. Deformando la conceptualización de la clase obrera, en clase media, ciudadanía.

El capitalismo adormece la lucha juvenil fomentando por una parte el miedo o la sensación de que la historia es inmóvil y no se puede cambiar, en favor del conservadurismo y la falsa sensación de estabilidad .Por otra parte  el hedonismo nuestra vida social cada vez más conectada, contradictoriamente nos empuja al aislamiento. El individualismo, la búsqueda del placer propio basado en una falsa des inhibición y la evasión. Lo que la religión fue para los siervos como dominación social en el régimen feudal, es hoy el entretenimiento y ocio autodestructivos donde se nos presentan las drogas,los deportes de masa como consumo y no como realización del hombre. Nos lleva a normalizar relaciones personales de amistad y sentimentales tóxicas en base a patrones determinadamente propias al sistema: pone en primera plana cada vez a edades más tempranas, enfermedades sociales como la ansiedad, la depresión o los desajustes alimenticios en su propio beneficio.

Vivimos una situación concreta, la española de desmovilización, paralización tanto de la lucha obrera en sus reivindicaciones políticas, sindicales y de las luchas concretas o parciales, la reconversión de la lucha en asumible y estéril. Enmarcado en una realidad histórica  en general de retroceso. El proceso que comenzó con  la traición y el golpe de estado por la camarilla de Jruschov, cambió la correlación de fuerzas en la URSS y de todo el mundo en favor de la burguesía. Inició así, la restauración al capitalismo dentro del mayor avance del desarrollo  humano, la experiencia  socialista en nada menos que un tercio del planeta .

El cambio de las condiciones materiales y la estructura económica socialista hacia el capitalismo estado, la restauración de la explotación del hombre por el hombre que se formalizó en el XX congreso del PCUS. El faro de luz más potente que marcaba el camino hacia el socialismo a los partidos comunista y la clase obrera de la mayoría de países del mundo desde la revolución soviética, se apagó. Pasando  a ser el procursor de la ideología de la conciliación de clases, la renuncia de la revolución y la dictadura del proletariado en pos de la práctica política de la coexistencia pacífica, en la esfera nacional e internacional, dando pie al monstruo del socialimperialismo soviético, al capitalismo salvaje. Escindió la vanguardia del proletariado a nivel orgánico e ideológico dando paso al revisionismo moderno dejando huérfanos tanto a las fuerzas revolucionarias en lucha por la conquista del poder como a sus hermanos países socialistas.

Y a pesar de todo esto es inevitable que haya jóvenes que empiecen a formarse en el marxismo-leninismo, que se organicen en las juventudes o el Partido Comunista, en espacios populares entorno a reivindicaciones de clase, que combatan abiertamente contra el capitalismo. Un sistema moribundo que a pesar de sus demostraciones de fuerza agoniza en su propio desarrollo porque es incapaz de asegurar una vida digna para la mayoría de las familias trabajadoras, no en España sino en el mundo entero. Somete al hombre y a la naturaleza misma a una explotación en condiciones insostenibles, al paro forzoso, al hambre enquistado en todos los países. Impide el desarrollo de la mayoría de países en beneficio a un pequeño grupo de potencias imperialistas , que limita la ciencia en favor del beneficio privado, en detrimento del bienestar social y somete a la tecnología en lugar de para reducir la intensidad del trabajo manual y las condiciones de vida en una máquina de explotación.

Un orden económico que lleva consigo la alerta de guerra y el miedo en la disputa interimperialista por el control de mercado, áreas de influencia y recursos naturales causante del genocidio y la barbarie.

Las contrarrevoluciones que se han producido, los obstáculos que salen al paso pueden prolongar por cierto tiempo la vida al caduco sistema explotador, pero son impotentes para contener el avance de la sociedad humana hacia su porvenir socialista

Enver Hoxha

Los jóvenes en el partido comunista somos la primera linea también en el debate los que hacemos llegar la línea del partido allá donde los cuadros mas formados a nivel teórico y experimentados en la lucha no pueden llegar por una cuestión obvia en asambleas  vecinales y juveniles , en el ámbito estudiantil , universitario y en muchos otros donde la juventud comunistas hemos de ser el primer contacto con nuestra organización y nuestra linea ideológica y política para los jóvenes de extracción obrera.

Los jóvenes comunista tenemos que ser la punta de lanza del movimiento comunista, su primera línea en el combate contra el reformismo, contra el engaño sistemático de la clase obrera en la lucha por reformas , la lucha es tarea de revolucionarios, es demasiado importante como para dejarlo en manos de los reformista que son capaces de llegar hasta el punto asumible de los que tratamos de combatir, sin regalar por ello militantes a los partidos revisionistas que se aprovechan de la ignorancia e inmadurez política para nutrirse. No podemos abandonar a  su suerte a  los jóvenes que integran muchas juventudes “comunistas” en el estado español por todos conocidos, es trabajo primordial de los comunistas honestos que desde el trabajo político y la referencialidad de cara a las masas doblegar la presión que ejercen los burócratas de sus respectivas cúpulas.

Los comunistas somos la  primera fila frente a la reacción y el fascismo, no solo en la calle físicamente contra los cachorros del capital financiero y sus provocaciones sino contra su ideología, esta obligación natural no puede quedarse en frasología comunista especialmente en Europa donde las libetades democratico-burguesas vienen siendo suficientes para destruir los partidos comunistas , anulando su combatividad y hacer derribar su línea política hacia los posicionamientos ideológicos socialdemócratas al servicio de la conciliación de clases sumergiéndolos en el reformismo putrefacto desde edades tempranas y el legalismo, desatendiendo que el papel del partido y su estrategia es la revolución socialista y la edificación de la dictadura del proletariado y no meros avances tácticos con todas las consecuencias que esto supone, tenemos que estar atentos y concienciados frente a la represión para no despercidiar nuestro trabajo en revolucionarismo de palabra y no de hechos, a la vez de denunciar a los elementos vacilante que por esta u otras cuestiones puedan claudicar y dinamitar el trabajo colectivo.

Debemos de tener la capacidad de mirar de tú a tú a nuestros camaradas de partido, su trabajo y su ámbito de lucha puede ser diferente pero su lucha final es la misma , el joven comunista tiene que recoger la experiencia de los militantes más experimentado demostrando que el cambio generacional dentro del movimiento comunista no debe de ser en el mismo nivel tiene que dirigirse a un nivel superior un avance adelante para todo el partido y esto  no lleva solo como inherente el aprendizaje sino un cuestionamiento a todo lo que se ha hecho mal o todo lo mejorable y someterlo a la crítica más implacable empezando por nosotros mismo y nuestro desarrollo político. La juventud tiene la capacidad y las condiciones necesarias para empujar y dinamizar la lucha contra los automatismo del pasado arraigados en el partido que se consagran con el tiempo y la crítica del menor atisbo de burocratismo.

El joven comunista, no por su su inmadurez ha de presecindir de sus sentimientos de su potencia para la acción, ha de dedicar gran parte de su tiempo a la formación , la juventud tiene que ser una escuela de cuadros de cara a nutrir al Partido de los elementos más conscientes y combativos de la clase obrera, no infravalorar su capacidad  para teorizar y a nuevos análisis partiendo de su realidad militante hasta los posicionamientos políticos de toda la juventud y el partido como forma de promocionar y aportar a la causa general del movimiento obrero pero ha de nacer de un estudio exhaustivo, no del eclecticismo, escolásticos y fanfarrones incapaces de asimilar las enseñanzas de los camaradas más capacitados y de los clásicos del marxismo-leninismo , Marx, Engles, Lenin, Stalin, Hoxha, así como, nuestras grandes figuras históricas de nuestro país: José Díaz, Pedro Checa, Joan Comorena, Elena Odena y por supuesto partir de los escritos, análisis y la dirección ideológica y política de su propio partido. Aprender del marxismo-leninismo en toda su amplitud, huir de los dogmas de fe, no conformarse con la primera concepción y continuar estudiando, huir de los esquematismo y el uso de citas como recurso en el debate, reduciendo su aprendizaje al doctrinarismo, no precepitarse y caer en la repetición de clichés comunistas o en la propia línea del partido de manera mecánica sin asimilarla.

La formación es un proceso en la que se  inicia el joven comunista y que no abandonará hasta su propia muerte. No caben atajos los jóvenes debemos de ser abnegados y templarnos en el estudio del marxismo-leninismo y nuestras experiencias históricas.

 

La juventud no puede ser cobarde o tímida debe dar un paso adelante dentro de la organización y que su inexperiencia sea un estímulo para formarse como cuadro dentro de las responsabilidades internas de partido y juventud, sin embargo debe ser también paciente, esperarse a crecer y alejarse de las posiciones arribistas porque tanto en el primer caso como en el segundo, el objetivo final es la de que cada militante suponga un avance al conjunto del partido en la lucha por sus consecuencias finales, la construcción del socialismo.

V.Roig