Saludo del PML (RC) a la constitución de la Juventud Comunista

Es un placer para nosotros poder saludar la constitución de la Juventud Comunista, nuestra fortaleza siempre ha estado en nuestra juventud, en las capacidades y abnegación de nuestros camaradas más jóvenes que han sido ejemplares en todo momento, especialmente en los momentos difíciles.

Aún recuerdo lo que pasó tras el golpe represivo que sufrimos el 27 de enero de 2016, si no fuera por nuestros cuadros de la juventud la cosa hubiera sido muy diferente, la superación de nuestro periodo de ilegalización y represión hubiera sido mucho más complicada para nosotros. Mientras otros se quedaban en su casa por cobardía o se convertían en marxistas legales para intentar autojustificar sus miserias, otros recogieron la bandera roja del proletariado levantándola más alto y con más fuerza que nunca. Camaradas les felicitamos públicamente por su labor estoica de lucha por el marxismo-leninismo, vosotros sois la esperanza, sois el progreso, sois el futuro.

La conversión de nuestra antigua Juventud en la JML(RC) responde a necesidades candentes debido a vuestro crecimiento exponencial, es un orgullo para nosotros ver cómo la escuela funciona, incluso en las peores circunstancias. Ver cómo nuestros jóvenes son ejemplares incluso bajo presión de la policía política y de la Audiencia Nacional. Mientras unos desfallecen y claudican otros han dado ejemplo de cómo se debe comportar un comunista frente a la represión, con temple bolchevique.

Muchos nos criticarán, nos atacarán con rabia, nuestro camino será duro y mientras más crezcamos, cuantas más fuerzas acumulemos más rabiosamente nos atacarán. Los revisionistas de todo tipo no soportan ver como cada día estamos un poco más fuertes, nadie ataca a un árbol que no da frutos; nosotros somos el futuro, ellos no son más que un montón de rastrojos secos. Nuestro trabajo habla por nosotros, solo es cuestión de tiempo que se les ponga en el sitio que les corresponde: el basurero de la historia.

La principal tarea de la juventud en este momento es la formación de cuadros para fortalecer al Partido, inculcar en los jóvenes comunistas los principios y la cultura comunista, enseñar a la juventud lo que es la disciplina consciente, el sacrificio, la formación marxista y la abnegación en el trabajo. Por lo tanto la principal tarea de la juventud es aprender, profesionalizarse.

Y todo esto no se puede realizar si son una organización dependiente en todo del Partido, es necesario que tengan su independencia organizativa y económica, si no es imposible que se profesionalicen como revolucionarios, que formen especialistas. En definitiva, que se creen cuadros comunistas.

La Juventud es el futuro, el Partido debe adaptarse a las nuevas generaciones, a las nuevas condiciones materiales para que su hegemonía siga manteniéndose y no afloje con el paso del tiempo, debe seguir saber llegando a los jóvenes, sumándoles a las filas del proletariado revolucionario.

«Ocurre a menudo que representantes de la generación de adultos y viejos no saben tratar como es debido a la juventud, que por necesidad se ve obligada a acercarse al socialismo de forma diferente, no por el mismo camino: no en la misma forma, ni en iguales circunstancias que lo hicieron sus padres. Por eso, entre otras cosas, debemos insistir incondicionalmente sobre la independencia de organización de la unión juvenil, no solo por el hecho de que los oportunistas temen dicha independencia, sino también por la naturaleza misma del trabajo. Porque, sin una completa independencia, la juventud no podrá crear en su seno buenos especialistas, ni prepararse para dirigir el socialismo hacia adelante» *.

  1. 1. Lenin, “Internacional molodczhi”: Obras Completas, t. XIX, pág. 29,5 (Edición búlgara, t. XXIII, pág. 171)

Esta separación no significa bajo ningún concepto que el Partido y la Juventud no marchen juntos en el trabajo cotidiano, más aún en las batallas decisivas, solo representa que ellos mismos deben aprender y forjarse en el trabajo diario sin ser dependientes de nadie. Independencia organizativa y económica pero no ideológica. No existe una división generacional, todos luchamos por lo mismo contra los mismos enemigos.

La fuerza de nuestra revolución consiste en que entre nosotros no hay división entre la vieja generación de revolucionarios y la nueva. Vencemos porque la vieja guardia y la joven guardia marchan juntas, en un mismo frente, en una misma fila, tanto contra los enemigos interiores como contra los exteriores.”

Publicado el 27 de mayo de 1928 en el núm. 122 de “Komsomólskaia Pravda”.

La juventud comunista no debe encerrarse en sí misma o actuar como un Partido Comunista en miniatura, no debe encerrarse en sí misma ni actuar solo a la zaga del Partido. Debe llegar a la juventud obrera, debe promover y actuar (dirigir) dentro de organizaciones de masas más amplias, debe mezclarse con la juventud para concienciarla, ser ejemplo para la juventud. Los esfuerzos de la Juventud Comunista deben ir encaminados a hacer de la juventud una juventud combativa, que a pesar de no estar en la Juventud Comunista luche por los valores y objetivos de nuestra clase, luche por la transformación de la sociedad, por el socialismo.

Otro peligro que debe enfrentar la Juventud Comunista es la tendencia a reducir la formación comunista al conocimiento libresco del comunismo, que suele llevar al doctrinarismo, la derechización y por lo tanto al revisionismo.

La separación de la teoría y la práctica es caer en el anticomunismo, es convertirse en marxistas legales, en gente inofensiva para el estado que solo hace labores de zapa a aquellos que de verdad son revolucionarios. Como dice muy acertadamente Lenin, caer en estas tendencias es constituir una fábrica de fanfarrones, de ignorantes, analfabetos políticos que solo saben copiar y pegar citas adjuntando análisis pobres y claramente metafísicos y alejados de la realidad. Estos fantoches solo hacen daño (o lo intentan) al movimiento revolucionario.

A primera vista, naturalmente, parece que aprender el comunismo es asimilar el conjunto de los conocimientos expuestos en los manuales, folletos y trabajos comunistas. Pero esta definición sería demasiado burda e insuficiente. Si el estudio del comunismo consistiera únicamente en saber lo que dicen los trabajos, libros y folletos comunistas, esto nos daría fácilmente exégetas o fanfarrones comunistas, lo que muchas veces nos causaría daño y perjuicio, porque estos hombres, después de haber leído mucho y aprendido lo que se expone en los libros y folletos comunistas, serían incapaces de coordinar todos estos conocimientos y de obrar como realmente exige el comunismo.

Por eso, sería una gran equivocación limitarse a aprender el comunismo simplemente de lo que dicen los libros. Nuestros discursos y artículos de ahora no son simple repetición de lo que antes se ha dicho sobre el comunismo, porque están ligados a nuestro trabajo cotidiano en todos los terrenos. Sin trabajo, sin lucha, el conocimiento libresco del comunismo, adquirido en folletos y obras comunistas, no tiene absolutamente ningún valor, porque no haría más que continuar el antiguo divorcio entre la teoría y la práctica, que era el más nocivo rasgo de la vieja sociedad burguesa.”

Tareas de las juventudes comunistas. Lenin

Es por tanto necesario combatir estas actitudes según aparezcan, es necesario vincular la teoría y la práctica, sin esto, no hay avance posible en ninguno de los dos terrenos.

Hemos hablado antes de la importancia de que la Juventud Comunista se mezcle con la juventud, que infunda en ella valores contrarios a los que el capitalismo les da: la alienación, el individualismo, el consumismo, la drogadicción, el egoísmo, etc.

Entre otras cosas es muy importante la cuestión de la cultura física, hay que separar a la juventud de la alienación, de todo tipo, empezando por alejarles de las drogas y el alcohol, es necesario fomentar la oposición al consumo de este tipo de sustancias, al igual que hay que fomentar un tipo de ocio alternativo, aprovechando para concienciar y ganarse a los jóvenes para las filas de la revolución.

Hay que fomentar la cultura física, del deporte como base para estar sano, para que toda persona pueda ser lo mejor posible y dar lo mejor de sí misma. La formación debe ser integral, tanto física como mental. Hablamos de apostar por un deporte alejado de las competiciones elitistas, del dinero, un deporte de base por y para el pueblo.

A su vez, debéis ser capaces de dar una alternativa al ocio actual, un ocio que sea productivo para la juventud, que fomente la cultura, que sirva para su desarrollo como persona.

Es también vital que como Juventud Comunista le deis gran importancia a la formación teórica, nuestros cuadros deben ser completos, tan malo es encerrarte en casa olvidando la práctica como reducir tu actividad a realizar determinadas actividades cayendo en el practicismo. Es necesario vincular teoría y práctica, es importante que nuestros cuadros juveniles tengan un buen nivel de formación teórica. Por este motivo es importante hacer seguimientos del estudio individual, aplicar bien los planes de formación y quedar periódicamente para realizar estudios, debates y jornadas intensivas de formación.

La Juventud es quien mejor absorbe los principios del marxismo-leninismo, en ellos se plasma toda la práctica desarrollada por el Partido, toda la experiencia práctica de nuestra actividad que sirve para desenvolver nuestra teoría y a su vez aplicarla nuevamente en la práctica. No importa que no se tengan unos grandes conocimientos teóricos de base, para eso está la juventud, para aprender, para formarse y así poder servir útilmente al Partido y a nuestra clase. Los conocimientos se adquieren, solo es cuestión de tiempo y esfuerzo y se podrá superar sin problema este obstáculo. Vuestra labor como juventud en este sentido es estudiar, formarse y trabajar para coger los hábitos de trabajo comunistas.

Camaradas no nos cabe duda de que cumplirán con creces todas las tareas que debe emprender y realizar la Juventud Comunista, las batallas decisivas que nos deparará la lucha por la emancipación de nuestra clase las libraremos hombro con hombro, no descansaremos ni un minuto hasta acabar con la explotación del hombre por el hombre, hasta acabar con este sistema putrefacto que es el capitalismo. La transformación de la sociedad, la conquista del socialismo es nuestro objetivo, es el futuro, ellos no son más que la última resistencia al progreso, la revolución les barrerá y les relegará a ser parte de la historia del pasado del hombre.

Camaradas de la Juventud:

¡Tomemos el cielo por asalto!

¡Sean la esperanza del pueblo el terror del enemigo!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

¡Viva la JML(RC)!

Juan Mesana.

Anuncios

[PDF] Compendio de textos sobre Partido. Centralismo Democrático y Partido de Nuevo Tipo.

Tal y como anunciamos, y como hemos venido haciendo con libros anteriores, colgamos la versión online de uno de los textos que hemos publicado este año. El fin de esto es ampliar el acceso a dicho libro para facilitar el estudio del marxismo-leninismo. Queremos agradecer la acogida que ha tenido el ejemplar físico durante estos meses, podréis seguirlo encontrando en nuestros actos y formaciones, así como contactando con nosotros.

Libro Compendio de textos sobre Partido- Centralismo Democrático y Partido de Nuevo Tipo.